Seleccionar página

Cerrajeros urgentes las 24 horas

En nuestro agitado día a día, el auto móvil es una herramienta crucial para nuestro traslado diario tanto al trabajo, como al llevar a los niños a la escuela, pasar a buscar algo de comida al súper.

Y por supuesto escaparnos un rato de esa estresante rutina a un destino turístico como una playa, manejar por una despejada carretera al son de una vista acompañada de hermosas montañas y un cielo maravilloso, o como no, bajo el hermoso tatuaje de nuestra vía láctea.

Todo lo anterior puede verse frustrado de una forma intolerante, y la verdadera situación que podría poner de nervios a más de uno, ¡las llaves se han quedado dentro del coche!

Esto más que perjudicial podría de verdad significar toneladas de estrés en un día que planeaba ser tranquilo, o agravar un acostumbrado y ya acelerado día de la semana. Pues tranquilo, en este artículo solucionaremos este problema de una forma ingeniosa.

Antes que nada, recuerda que este truco puede ser usado para actos indebido, pues puede prestarse para cometer faltas hacia otros, por ello confiamos en que manejaras este tip con responsabilidad y que no te meterás en problemas con la ley. Pues sin más que agregar, aquí vamos.

Para solucionar este aparatado problema solo necesitaremos unas agujetas de unos zapatos, en este caso podría ser la trenza de alguno de los que traes puesto. Si tus agujetas no son muy extensas puedes usar ambas uniéndolas mediante un nudo en los extremos de las mismas.

Tomamos la cuerda, trenza o agujeta que tengas a la mano colocándonos frente a la puerta de tu coche, haremos un nudo de la siguiente forma: Tomamos la cuerda con ambas manos, que las mismas rodeen al centro de la cuerda procurando que entre nuestras manos exista una distancia de unos 10cm.

Ahora juntamos los extremos que hemos tomado de la cuerda, de manera que se forme un circulo con la cuerda (la cuerda debe quedar como los giros que tiene una montaña rusa, o una pista de skate donde se da la vuelta entera).

Tomamos ahora el punto en que se encuentran ambos extremos de cuerda con una mano y posterior a esto pasamos a través del circulo formado, alguno de los dos trozos de cuerda sobrante, tengamos en cuenta que vamos a formar con el trozo que pasemos a través de la circunferencia una especie de ovalo.

Teniendo todo esto, halamos el trozo de cuerda que no hemos pasado a través de la circunferencia, hasta que la misma se reduzca y asegura el ovalo que hemos hecho anteriormente.

Sepamos que lo que buscamos es un nudo parecido a lo de los vaqueros, solo que aquí tendremos dos extremos y no uno.

Teniendo la cuerda lista y estando frente a la puerta que queramos abrir, pasamos la cuerda entre la goma de la puerta, por la ranura que queda entre las puertas de un costado del auto, ubicando la punta de la misma.

Deslizamos la cuerda preparada anteriormente y el ovalo formado lo intentamos enganchar en seguro de la puerta, una vez estando el ovalo aquí, procedemos a ajustarlo de modo a que se agarre con fuerza del mismo.

Por último, solo nos queda halar la cuerda hacia arriba para hacer al seguro en este sentido y liberar la puesta del mismo, ¡y listo!, puedes respirar profundo pues lo que nos queda es abrir la puerta con la manija, ¡problema resuelto!

De esta sencilla forma hemos resuelto un problema que bien nos hubiese costado dinero con el cerrajero y nuestro más valioso tiempo.

[Total:0    Promedio:0/5]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra politica

ACEPTAR
Aviso de cookies
PULSE PARA LLAMAR